Banif Inmobiliario y su falta de liquidez

logo-banif

Hace muy pocos días tuvimos la oportunidad de estudiar el mal momento por el que están pasando los fondos inmobiliarios. Banif Inmobiliario es el más claro representante de la crisis por la que están pasando este tipo de fondos que han de luchar día a día con su total falta de liquidez para hacer frente a las peticiones de reembolso que literalmente les están lloviendo.

La rentabilidad media a un año de este tipo de fondos ha caído en un 0,11%. En enero lo han hecho en un 0,77%, y uno de los peores ha sido este Santander Banif Inmobiliario, que, acuciado también por la retasación que están sufriendo sus activos, ha visto caer su patrimonio en un 3,42% sólo en el mes de enero.

Ayer, Santander solicitó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que se suspendiera durante dos años el reembolso de su fondo de inversión al no poder hacer frente a los 2.617 millones de euros que han pedido reembolsar sus participantes en los últimos días, un equivalente al 80% del patrimonio del fondo.

En el caso de Banif Inmobiliario, en febrero se abría el plazo para solicitar reembolsos. Sin embargo, esta cantidad se disparó cuando en el mes de enero Santander anunció una tasación extraordinaria de los activos del fondo motivada por la crisis inmobiliaria. Eso ha asustado a sus partícipes que han visto como el valor real del mismo se va a ver seriamente afectado.

Sin embargo, semejante avalancha de solicitudes es imposible de afrontar por Banif, y por eso ha propuesto un sistema para ir devolviendo las cantidades solicitadas.

Santander Real Estate irá devoliviendo el dinero a medida que vaya vendiendo sus posiciones inmobiliarias. Está previsto que entre el 9 de marzo y el 5 de mayo, se le entregue a cada partícipe un 10% de su inversión, porcentaje máximo de endeudamiento de los fondos según la legislación. Ese ratio de endeudamiento se irá rebajando paulatinamente con la venta de activos y obtención de rentas en alquiler, y así, cada vez que se obtenga algo de liquidez se irá devolviendo cantidades pero siempre dentro de ese 10% de endeudamiento permitido.

Si pasados dos años, no se ha devuelto todas las participaciones, entonces se cerrará el fondo, o bien, si una vez devueltas, el patrimonio del fondo fuera inferior al mínimo establecido por la normativa vigente.

Aunque ya se había cerrado el plazo para solicitar reembolsos, y con el fin de no perjudicar a ese 20% que aún no lo ha solicitado, el plazo se ha prolongado hasta el 27 de febrero.

Además, Santander y Banif ha propuesto financiar a aquellos partícipes en condiciones de mercados y siempre que después de analizar el riesgo, se considere prudente.

Éste es uno de los puntos más controvertidos, y es que, teniendo en cuenta que Banif Inmobiliario ha dejado a 50.000 ahorradores con 3.200 millones de euros atrapados en el fondo, sin saber cuándo podrán recuperarlos, ofrecerles como solución la concesión de un préstamo, además a interés de mercado parece, cuando menos, irrisorio. Y es que parece cuando menos abusivo que un inversor tenga que pagar intereses por un dinero que él mismo préstó a la entidad tiempo atrás y que ahora no puede rescatar por la falta de liquidez de la propia Banif.

De nuevo una piedra más en la difícil situación que están viviendo ahora las entidades financieras y el sector bancario en general y que sin duda, va a lastrar la confianza de los inversores.

Tags:





1 comentario

  1. jose dice:

    Esto es legal, es posible, yo estoy sorprendido de lo poco que sabemos y el riesgo que tenemos de perderlo todo nuestro dinero, somos unos ignorantes y los bancos unos mentirosos, creo que alguien del gobierno deberia indicar que debemso sacar todo nuestro dinero de los bancos y gastarlo ya que por lo menos lo disfrutariamos mientras durase.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top