La recesión económica: qué es y sus síntomas

recesion economica

Ayer España entró en recesión económica tras comunicar el Ministerio de Economía y Hacienda una contracción del PIB del 1,5% en el 4º trimestre del año, y por segundo trimestre consecutivo de crecer en negativo. No obstante, el dato que se toma como oficial es el que publica el Instituto Nacional de Estadísticas, que toma de la Contabilidad Nacional y que se conocerá dentro de poco. Hay que recordar que en el tercer trimestre la economía descendió en un 0,2%, con lo que registró su primer descenso desde el año 1993.

Pero, ¿qué es una recesión económica?

Se estima que una recesión es un periodo de tiempo en el que el porcentaje de crecimiento del PIB de una economía es negativo. No obstante, ya se considera recesión económica cuando la actividad económica se contrae o decrece durante dos o más trimestres consecutivos.

Básicamente, todo comienza con una disminución del crecimiento de la economía. La propia situación económica, y el miedo a un futuro más duro provoca que el consumo disminuya, y que con esta reducción de la demanda, los productos que tienen las empresas queden en inventarios, aumentando. Se comienza a colapsar así el sector industrial, y para rebajar las pérdidas o la disminución de beneficios, el despido aumenta, subiendo el desempleo. A su vez, los despidos provocan que el temor aumente y que se gaste aún menos. Los créditos, al mismo tiempo, se quedan sin pagar y la morosidad aumenta, al mismo tiempo que disminuyen los créditos, pudiendo llegar así también a un colapso financiero.

La situación económica global ha ido marcando los pasos claramente hacia una recesión económica general, pese a que muchos políticos de turno quisieron mirar hacia otro lado y sólo se atrevieron a utilizar la temida palabra cuando ya no había marcha atrás. Incluso ahora les cuesta reconocer que quedan meses duros por delante, dando previsiones que están muy por encima de las que están dando empresas independientes.

A pesar de las continuas revisiones que se vienen haciendo desde el Gobierno, las actuales previsiones del Ministerio apuntan a un crecimiento anual del PIB para el 2008 del 1,6% y del 1% para el 2009. Sin embargo, según fuentes que probablemente se consideren más realistas de acuerdo a las estimaciones de trimestres anteriores, como las de BBVA, que apuntan a un crecimiento anual en el 2008 del 1,3% y a un decrecimiento del 1% en el 2009.

Los síntomas que se utilizan como indicadores de una recesión cercana son, por lo tanto:

– Crecimiento del desempleo

– Disminución del consumo

– Aumento de la morosidad

– Aumento de inventarios en las empresas

– Disminución del PIB

Y para terminar, dos términos económicos más que conviene tener en cuenta: por un lado, estanflación, que se produce cuando en épocas de recesión hay además un crecimiento de la inflación. Y por otro, la depresión, situación que se produce cuando la recesión se alarga durante mucho tiempo.

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top