Participaciones preferentes del BBVA

logo BBVA

No podía pasar demasiado tiempo sin que el segundo banco más grande del país acudiera tambien al inversor particular para pedir fondos para mejorar su ratio de solvencia, al igual que hizo hace poco más de un mes el Banco Santander con su ampliación de capital.

En esta caso, el sistema elegido por el BBVA ha sido el de emitir participaciones preferentes. Éstos no le darán ninguna clase de derechos al inversor, pero sí que le ofrece una rentabilidad muy adecuada y que en este caso se ha fijado en un 6,5% fijo para los dos primeros años, y del euribor a tres meses para los años siguientes, con un mínimo en ese tiempo de un 3,5%.

No tiene un plazo de amortización definido, aunque el BBVA podrá comenzar a amortizarlos a partir del quinto año en que han salido al mercado.

La rentabilidad que ofrece de cara al inversor es muy buena comparado con los productos bancarios (depósitos a largo plazo) que actulamente existen en el mercado, máxime si tenemos en cuenta que los tipos de interés van a seguir bajando en el próximo año. Asegurarse un 6,5% durante los dos próximos años es una muy buena oferta, sin duda alguna, desde ese punto de vista.

Pero también es necesario tener claras ciertas cosas. Si compramos estos derechos preferentes y decidimos salirnos de ellos y venderlos antes de que el propio banco los amortice, deberemos acudir a los mercados secundarios, al de Renta Fija, y es en ese momento cuando habremos de adaptarnos al precio que marquen esas participaciones, el cual podría estar por debajo del precio de compra actual, con lo cual esa reantabilidad dejaría de ser tal, y tendríamos pérdida. Es preciso constar que en el mercado actual hay opciones del mismo tipo que están cotizando muy por debajo de su valor de adquisición. La liquidez de esta emisión podría por lo tanto estrecharse si la situación empeora.

Además, la rentabilidad que ofrecen estas participaciones están ligadas a que el BBVA obtenga beneficios. Y no es que podamos dudar de una entidad solvente como lo es el BBVA, pero ya es un condicionante importante más en unos tiempos como los actuales de tanta desconfianza.

Como vemos, en condiciones normales se trata de una muy buena opción de inversión, además en un banco solvente y de futuro, pero en los tiempos actuales las participaciones preferentes del BBVA llevan un factor de riesgo adicional que es el que tenemos que valorar a la hora de decidir si queremos invertir en ellos.

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top