Salvar la industria automovilística

industria automovilistica

El sector inmobiliario y el automovilístico se han convertido en los dos grandes damnificados de esta crisis económica global. Si el mercado inmobiliario se encuentra totalmente parado y en países como España se ha llegado casi un caos absoluto, con ventas nulas en lo que va de año, continuas quiebras de empresas del sector y caídas de precios en la vivienda, el sector automovílistico es el otro gran ejemplo de la falta de solvencia en el mundo.

A la fuerte caída de ventas de vehículos, se une el fuerte endeudamiento de sus empresas. La crisis les golpea fuerte y lo impensable podría etar a punto de ocurrir: que General Motors, el gigante norteamericano se viera abocado a una crisis. Junto a ella Chrysler y Ford Motors, dos grandes empresas que no le van a la saga en cuanto a problemas financieros, y ya no digamos en Europa de BMW o en Japón de Nissan

No podía pasar demasiado tiempo sin que se tomaran las medidas oportunas para salvar el sector, y de nuevo volvió a ser Estados Unidos la que dio el primer paso al respecto. La Casa Blanca y los legisladores demócratas han llegado a un acuerdo para inyectar 15.000 millones de dólares en el sector con el fin principal de evitar la bancarrota de GM y Chrysler. Este proyecto legislativo será llevado al Senado para su aprobación.

En las Bolsas, ayer el DOw cayó más de un 2% y el Nasdaq sobre un 1%, pero es que aún no se tenían noticias de este acuerdo. Sin embargo, las bolsas japonesas sí que recogieron estas noticias con fuertes alzas. Hoy los futuros del Dow y del Nasdaq apuntan alto, con subidas por encima del 1%, mientras que Europa también tiene sus futuros en positivo a pesar de las fuertes caídas de ayer en Wall Street.

¿Por qué? la cuestión está clara. Ya no es tanto el fuerte empujón que va a recibir uno de los sectores más castigados, como la muestra de que los Gobiernos (y sobre todo, el norteamericano -a fin de cuentas, la crisis comenzó allí, y allí debe acabar antes que en ningún lado-) es´tan pendientes de tomar las medidas oportunas y necesarias para atajar esta crisis. Y lo mejor, es que esta vez sí se está viendo actuar con rapidez a los legisladores, y no como ocurría no hace ni 3 meses cuando todos parecían tener la venda puesta en los ojos sin ver las claras señales que lanzaba la economía global.

Hoy probablemente veamos subidas de inicio en las bolsas mundiales, y es que, como siempre, las Bolsas son el mejor termómetro de la económia mundial…

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top