Fin de la ampliación de capital del Santander

Logo Banco Santander

Ayer era el día. El 27 estaba marcado en todos los almanaques bursátiles como el día en que finalizaba la ampliación de capital del Santander. Una operación financiera que ha traido cola en los mercados, tanto por la sorpresa que supuso su anuncio y que levantó ciertas sospechas en un primer momento, como por la evolución que ha tenido la cotización de las acciones desde que se anunció hasta el día de ayer.

Lejos quedan los días en que las acciones legaron a caer hasta los 4,9 € y los derechos a 0,10 €, y eso que no ha pasado ni una semana. Pero los humanos tenemos la facultad de olvidar rápido los malos ratos. Emilio Botín tuvo que dar una rueda de prensa para tranquilizar a los mercados, primero aduciendo que no había problemas con la solvencia de la Entidad, y en segundo lugar dando buenas noticias acerca de la suscripción a esta ampliación. Y a partir de ese día, como si todos esperaran una palmadita en la espalda de ánimos, su cotización comenzó a subir sin parar. Puede que no fueran sus palabras, sino simplemente que el mercao se diera cuenta de lo absurdo de la situación de las acciones de nuestro principal banco cotizando a ese precio tan ridículo, o que estuviera a la vuelta de la esquina la finalización del plazo de la ampliación, y era de esperar que en fechas cercanas comenzaran a recuperar su valor… pero el caso es que pocos días después de marcar aquellos mínimos, las acciones del Santander han pasado a cotizar desde 4,9 €a hacerlo hoy a 6,4 €. Una subida del 30,6%, lo cual no está pero que nada mal. Y eso sin contar que los derechos han pasado en 5 días de 0,10 € a valer 0,49 €. Es decir, multiplicar por cinco su valor.

La ampliación de capital del Santander, según datos que se han adelantado aunque no son aún confirmados, ha sido un gran éxito. Al parecer se ha suscrito más del 90% y es que la oportunidad de hacerse con títulos del Santander a 4,5 € más 4 derechos parecía una oferta demasiado tentadora como para rechazarla.


¿Cuál ha sido el resultado de esta ampliación?

Para los antiguos accionistas, hacerse con títulos del Santander por 4,5 € cada uno, y la entrega de 4 derechos que el Banco había depositado en sus cuentas y que les salió gratuitamente (sin tener en cuenta la dilución que supone el que ahora haya más acciones circulando en el mercado). La cuestión es que estos antiguos accionistas han ganado a fecha de hoy un 30% para esas nuevas acciones que han adquirido. Aunque cuidado porque no empezarán a cotizar hasta el día 4 de diciembre.

Para los nuevos accionistas que ayer entraran en el capital del Banco vía derechos, les supone adquirir títulos a 6,46 € (4,5 e + 4 derechos x 0,49). No obstante, para los que hayan adquiridos suscripciones en fechas anteriores, el coste real de la operación les supondrá haber pagado 4,5 €+ 4 x el precio pagado por cada derecho.

No obstante, hay que decir que desde que se produjo el anuncio de la ampliación, hasta el dia de hoy, las acciones han caído sobre un 23%.

Como hemos venido diciendo en artículos anteriores, la operación, a largo plazo, nos parece muy rentable porque la cotización actual nos sigue pareciendo como una muy buena oportunidad de entrar en un banco sólido (no hay que olvidar que no hace ni 5 meses cotizaban a 14 €) y puede que tengamos unos meses complicados por delante, pero Santander es de esos valores que te permiten vivir tranquilo estas crisis.

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top