Cómo cobrar un plan de pensiones

Cobrar el plan de pensiones

Tan importante como es saber elegir un buen plan de pensiones, lo es en el momento de recuperar el dinero, escoger el modo más adecuado para cobrarlo y sobre todo, cuándo hacerlo. Y es que ahora, nosotros, como beneficiarios, tenemos la opción de aplazar ese momento de cobro con total libertad hasta que consideremos que ha llegado el momento adecuado.

Esta opción que ahora tenemos es una ventaja que adquirimos desde la entrada en vigor el 1 de enero de 2007 de la actual legislación con la que se eliminó la obligación que tenía el partícipe del plan de pensiones de comunicar en un plazo de seis meses tras la jubilación el momento en que iba a proceder a cobrar las rentas o el capital y la forma en que lo haría.

Y hoy día es importante este cambio en la legislación porque por la situación financiera y económica mundial, no es éste un buen momento para proceder a recuperar los fondos invertidos en los planes de pensiones, los cuales acumulan importantes bajadas en los últimos meses. Es aconsejable en estos momentos, que si no se necesita urgentemente ese dinero, paralicemos la recogida de dinero y la aplacemos hasta que veamos que esta situación es más favorable.

¿Cuáles son las opciones que tenemos para cobrar un plan de pensiones?

Existen dos sistemas: en rentas y en capital.

La diferencia es que en la última opción, la del cobro en capital, el pago de lo acumulado en el plan se recibe de una sóla vez, por lo que el fondo se cancela. Fiscalmente, todas las aportaciones que se efectuaron antes del 31 de diciembre de 2006 así como los rendimientos que le corresponden a esas cantidades mantienen la reducción del 40%, mientras que todos los ingresos posteriores quedan fuera de esta dispensa fiscal.

En el caso del cobro en rentas, éste consiste en recibir el dinero en cobros distribuidos a lo largo de un tiempo en importes iguales, como si de una pensión se tratara. Esta renta financiera se mantiene hasta el momento en que se agota el fondo de pensiones. Existe la posibilidad de que la renta sea constante y siempre igual, o bien variable con un porcentaje de crecimiento acordado. Al llegar el momento en que se desee cobrar, debemos comunicar a la Entidad con la que tenemos el Plan, la cantidad anual que queremos recibir y el número de plazos en que lo queremos. Además, deberemos decirle el mes en que queremos comenzar a recibirla y si queremos que la renta sea constante o creciente.

Dentro del sistema de renta, existe la variación de la renta asegurada en la que se firma una póliza de seguro de vida con la que podremos cobrar una renta mensual durante toda la vida del beneficiario del plan.

Por último, hay una modalidad que resulta un tanto mixta, y es la que nos permite recibir los fondos del plan en pagos sin ninguna regularidad. El único límite en este caso es de 3 pagos anuales máximo y 600 euros de mínimo cada uno.

En un siguiente artículo os hablaremos sobre la fiscalidad de estas percepciones.

Tags:





31 comentarios

  1. mercé dice:

    tras mi jubilación el 18/9/2010 solicité es rescate de mi plan de pensiones en CAJAMURCIA, todavía estoy esperando, no ya el dinero, mi dinero, si no algún tipo de información sobre el estado de tramitación. CAJAMURCIA no es un buen plan de pensiones,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top