La inversion en Bolsa y su rentabilidad

En crisis como las actuales todos nos planteamos en algún momento lo rentable que es o puede dejar de ser la Bolsa. Tras sesiones como las de esta semana o caídas como las de ayer de más de un 5% en el índice general, el miedo y la desconfianza aflora y el dinero sale a espuertas de los mercados. Y como suele ocurrir, el pánico es el que actúa en la mayoría de los inversores (o mejor dicho, los pequeños inversores) que se dejan llevar por las frases que alimentan una recesión que está por llegar.

Las cosas no están bien, eso está claro, pero tampoco son tan trágiocas como para que se vivan sesiones de auténtico pánico en las que todo se vende. No es lógico que Santander caiga un 15% en un sólo día, o que ahora se sitúe a mitad de precio de lo que estaba hace pocos meses. Todos se olvidan de los fundamentales y lo único que se quiere es salvaguardar los muebles como si ésto fuera el fin del mundo.

Hace algún tiempo recuerdo que leí un informe que hablaba de la rentabilidad de la Bolsa, y en la que se había estudiado año a año, los avances y retrocesos de los mercados en toda su historia. El resultado venía a ser que a medida que más años se mantenía la inversión más rentable resultaba, y que a pesar de los ciclos económicos que siempre hay en cualquier Bolsa, a largo plazo, siempre se suele ganar. En aquel informe creo que se estableció que según datos históricos 7 años era el plazo para garantizar con total seguridad que se gana dinero en Bolsa.

Pero claro, hago unas matizaciones. Sí, todo muy bonito, como tantos y tantos comentarios que hacen muchos gurús que sólo aparecen cuando todo va bien, pero hay que tener en cuenta que no es lo mismo entrar cuando la Bolsa está en máximos que hacerlo en mínimos. Y si no, que se lo digan a los que compraron acciones del Santander a 14 € ahora que están a 7. Hay un dicho en Bolsa y es que «se compra cuando la Bolsa baja, y se vende cuando sube». Totalmente de acuerdo.

¿Es ahora el momento de comprar? Puede que sí, pero siempre teniendo presentes tres cosas:

– En primer lugar que la inversión que hagamos ahora será a largo plazo. Meterse en Bolsa para intentar ganar de un día para otro, de momento, hay que olvidarlo porque llevaremos todas las papeletas de salir trasquilados. Decir como se ha dicho tan ricamente, «Santander se ha desplomado un 15% y está a precios de risa»  e incitar a comprar es una temeridad si antes no se matizan las cosas. Efectivamente, Santander a 7€ está a muy bien de precio… a largo plazo, porque por fundamentales ese precio es 5 veces su beneficio. Pero lo más probable es que lo veamos por debajo incluso de 7 si se confirman las reducciones de beneficios de las empresas; si se confirma la recesión y que España puede ser una de las más perjudicadas; y, sobre todo, si por mano del demonio, la crisis de Argentina y sus temores, se traspasan a Brasil y México. En este último caso sí que veremos fortísimas caídas si todo se hace extensivo a Sudamérica. Y eso sin contar las demandas que le están cayendo a Santander de la mano de su filial Banif y que esperemos que no prosperen por el bien de su cotización. Además, las grandes fortunas van comprando en estos valores a precios irrisorios, de eso no me cabe duda, pero ellos tienen la ventaja de que si baja más comprarán más para tener más bajo el precio medio, sabiendo que en unos años lo recuperarán, pero nosotros, pobres inversores, con nuestra economía doméstica no podemos realizar varias compras. Si estamos dispuestos a asumir que los precios probablemente bajarán más y que al principio tendremos algunas pérdidas, entonces adelante, sí, porque pueden ser buenas compras ahora mismo si pensamos en varios años vista.

– En segundo lugar, que compremos valores con unos fundamentales intachables. Es cierto que ahora mismo no se miran esos fundamentales, pero en cuanto pasen las etapas de pánico, el primer dinero se fijará en los valores sólidos; en las empresas saneadas y sin problemas, y esas serán las que se beneficien de las primeras subidas.

– En tercer lugar, no nos dejemos llevar por las voces de los que pretenden vender su imagen a base de compra ésto, o vende aquéllo, y se me viene a la cabeza la imagen de un analista de una gestora muy conocida, que salió hace muy poco en televisión diciendo que «nosotros ya alertamos hace un año de esta crisis». Sí, pero seguro que a sus clientes no les aconsejaron vender, y bien que decían que Santander a 10 € era una ganga… Cuando oigamos recomendaciones hay que leer y comprender el por qué dice eso. Con razonamientos se tendrán mejores bases para elegir dónde invertir y confiar en que invertimos bien.

… y es que a toro pasado, siempre es fácil hablar.

Invertir en Bolsa es rentable, aunque no lo parezca, pero con mucha cabeza, y sobre todo, con precaución, porque estas crisis lo que nos recuerdan es que no es un juego y que las Bolsas no siempre suben. A fin de cuenta, ésto es Economía, y como bien se sabe, ciclos económicos hay y siempre habrá, y de todos se salen.

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top