¿Qué son las sociedades offshore?

Canal de Panamá

“Fuera de territorio”. Esa sería la traducción literal de la denominación “offshore”, lo que aplicado a una empresa vendría a significar, básicamente, que una sociedad offshore es aquélla que se ha constituido fuera de su país de residencia en territorios considerados como “paraísos fiscales” o que ofrecen ventajas fiscales.

Lamentablemente el término de “paraíso fiscal” lleva unas connotaciones fraudulentas que no siempre tienen por qué ser así. Tanto es así que realmente una sociedad offshore NO es ilegal. Lo que es ilegal es el uso que se haga de ellas. Es decir, la constitución de una empresa de estas características no implica que no declaremos los recursos que en ella se mueven; simplemente implica que se tienen unas ventajas que en el país de origen no se tienen. Desgraciadamente estos paraísos fiscales, y estas sociedades offshore se suelen utilizar para ocultar patrimonios y no declarar por ellos, y es este uso el que SÍ es ilegal.

Características de una sociedad offshore

– ¿Cómo crearlas?

El tiempo de creación de una sociedad de este tipo es mínimo comparado al de cualquier otra sociedad. En apenas 48 horas, y por menos de 1.000 dólares podría registrarse una sociedad de este tipo en un territorio offshore. Estas sociedades son constituidas normalemente por un abogado intermediario que inscribe la nueva empresa formada por acciones al portador, y mediante un documento privado transmite las acciones de esa nueva sociedad offshore a su legítimo propietario. De este modo quien aparece en la sociedad offshore es el abogado fundador, pero nunca aparecerá el propietario original, quien solo ostenta la titularidad de la empresa por un contrato privado.

Estas sociedades las pueden tener cualquiera, y tanto es así, que incluso por internet se facilitan los medios necesarios para iniciarla rápidamente aunque, claro está, se pierde seguridad y opacidad. Las empresas que quieren esconder sus operaciones recurren a despachos de abogados que gestionan toda la creación y, además, por lo generla, no sel imitan a mover el dinero en un solo paraíso fiscal, sino que lo hacen mediante un entramado de empresas que se mueven por diferentes territorios offshores.

– ¿Cuáles son las ventajas?

Generalmente se hacen por conseguir los beneficios fiscales que estos países ofrecen: impuestos bajos, exención de impuestos (por ejemplo, de IVA o de Impuesto de Sociedades), y todo ello conlleva además una gestión mucho más rápida y sencilla. Además, ofrecen una estricta confidencialidad y no tienen un registro público, lo que atrae a empresarios que buscan ocultar sus operaciones y evitar el pago de impuestos en sus países de origen.

Listas de paraísos fiscales

Hay listas de paraísos fiscales oficiales a nivel mundial que se van regulando continuamente (lista gris de la OCDE), pero incluso cada país tiene su propia lista. España tiene la suya propia en la que se enumeran hasta 48 lugares, aunque de entre ellos hay algunos con los que ya hay acuerdos publicados (como San Marino, Panamá, Bahamas, Barbados o Singapur), acuerdos que están a punto de cerrarse (como Hong Kong, las Bermudas, las Caimanes, las islas Cook, Santa Lucía o San Vicente y las Granadinas) y otros que aún son abiertamente considerados paraísos fiscales, como Gibraltar, Chipre, Brunei, Jordania, Luxemburgo o el Principado de Mónaco. La lista de España podéis verla en el siguiente enlace.

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top