Previsiones de Bolsa para 2016

Invertir en Bolsa

Invertir en Bolsa en este 2016 que está a punto de comenzar significa confiar en la recuperación económica no solo de España, sino en general, de Europa. Creer en que las incipientes señales económicas que van apareciendo mes a mes son fiables y no frutos de un mes o dos; que todos estos indicios no se han apoyado en datos ficticios, en trabajos precarios o en políticas muy a corto plazo. Sin embargo, invertir en Bolsa en 2016, ahora, y tras las recientes elecciones generales celebradas en España, debería significar que también confiamos en la estabilidad del gobierno de nuestro país, en la posibilidad de pactos que faciliten la gobernabilidad y viabilidad de las medidas tanto económicas como sociales que se vayan proponiendo.

No es un panorama demasiado alentador con el que nos enfrentamos en este primer trimestre. Este fin de año la Bolsa española va a estar marcada más que nunca por la política. El fin del bipartidismo y la diversidad parlamentaria han provocado una inestabilidad gubernamental como no se había vivido en toda la democracia española. Y bien se sabe que las dudas y los miedos corroen los beneficios que se puedan obtener en Bolsa, nunca amiga de las incertidumbres.

En estas condiciones parece indicado, para comenzar el año, invertir en valores seguros a largo plazo, y sobre todo, en productos con una buena rentabilidad por dividendo. La banca y las eléctricas parecen las más indicadas en este sentido, pero aún así, otro buen ramillete de valores con idóneas condiciones para pasar el 2016. Endesa e Iberdrola son dos de las compañías que más recomendaciones acumulan y que, además, ofrecen una alta rentabilidad. Pero dentro del top de empresas del Ibex que mayores dividendos reparten cada año están Repsol (cuidado con la cotización del petróleo), Telefónica o Enagás. Con ellas podremos conseguir rentabilidades entre el 5% y el 8-9%.

Para los que gusten de un poco más de volatilidad, habría que fijarse en compañías que hayan sido castigadas este año por temas puntuales pero que sin embargo arrojen un interesante potencial alcista. Es el caso, por ejemplo, de OHL, a quien sus problemas contables en México le han hecho perder casi un 50% de su cotización en este 2015. Añádamosle además que la compañía haya previsto abonar este año un dividendo que puede rondar en torno al 5% de rentabilidad.

Atendiendo a las diferentes previsiones para 2016 que yan empezado a sacar las casas gestoras veremos que por regla general se es bastante positivo con nuestro Ibex. BNP Paribás fue de los primeros en sacar sus predicciones, apuntando a previsiones de los 11.500 puntos apoyados en un menor riesgo en Latinoamérica y en una estabilización de la prima de riesgo de la economía española. Ellos apuestan por compañías del Ibex como IAG, Gamesa o Técnicas Reunidas, y fuera de aquél, por small caps como Faes, Viscofán o Lingotes. Goldman Sachs, por su parte, apuesta por las acciones vinculadas al petróleo frente a los productos básicos y creen positivamente en las empresas de consumo cíclico en Europa.

Sea como sea, comprar acciones en Bolsa debe venir precedido de un detallado estudio de las diferentes opciones de inversión con la que nos vamos a encontrar a lo largo del 2016. Dada la volatilidad que se presupone habrá, tendremos opciones de sobra para entrar y salir del mercado y obtener buenas rentabilidades. La paciencia se convertirá en un arma a nuestra disposición que podrá reportarnos más que interesantes beneficios.

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top