¿Qué es un soporte, en Bolsa?

Linea de soporte en Bolsa

La semana pasada os hablé de las resistencias en Bolsa, de su concepto y cómo identificarlas. En el análisis gráfico tan importante es distinguir éstas como conocer cuáles son los soportes del valor.

¿A qué llamamos soporte?

Dentro de una tendencia bajista de un valor, llega un momento en que la oferta de títulos se va igualando paulatinamente con la demanda de esos mismos títulos. El soporte es precisamente ese nivel de cotización en que la demanda de títulos es suficiente para detener la caída del título. Si llegado un momento la oferta siguiera presionando a la baja agotando la demanda de títulos se produciría una rotura del soporte que haría que la cotización continuara con su caída. Sin embargo, en mercados alcistas la probabilidad de que la demanda se imponga a la oferta es mayor en los niveles de soporte y por tanto, la posibilidad de que en ese soporte se inicia una nueva fase de alzas del título.

El soporte es por tanto un nivel de cotización al que la cotización se va a enfrentar y que, según su fortaleza, puede derivar en un rebote al alza o bien, en una ruptura y una posterior caída más fuerte.

Para que un soporte se considere roto y no sea una falsa alarma la ruptura debe ser superior en un 3% al valor de la cotización. Del mismo modo, será importante, en estos puntos de soportes y resistencias, estar atento al volumen, pues un incremento de volumen aparejado a una ruptura de un soporte o aun rebote dará aún más fiabilidad y fortaleza al movimiento.

¿Qué ventajas tiene saber cuáles son los soportes de un valor?

  • El soporte será tanto más fuerte cuanto más veces haya rebotado en ese nivel de cotización y, por tanto, más fiable desde el punto de vista técnico.
  • La ruptura de un soporte y su posterior confirmación configura inmediatamente, en esa cotización, una resistencia.

¿Cómo actuar ante un soporte?

En tendencias bajistas y frente a un soporte, debemos esperar a vender al menos hasta que se confirme la pérdida de ese nivel (es decir, tras una caída de un 3% por debajo de ese nivel). Si no lo hemos hecho, lo normal sería esperar al movimiento de pull back.

Aunque no sea una teoría exacta, por lo general, en momentos de mercado en que no influya nada exterior al propio valor, cuando un soporte se rompe a la baja se produce una rápida caída, seguida de una posterior recuperación hasta el nivel de soporte roto (ahora convertido en resistencia) para luego producirse la baja definitiva al menos hasta el siguiente soporte inferior. Es el denominado pull back, momento en el que deberíamos vender si no lo hemos podido hacer al romperse el nivel de soporte.

Ejemplo:

Ejemplo de soporte en Bolsa

En este ejemplo, Endesa ofrece un ejemplo muy claro de resistencias y soportes. Vemos cómo a finales de octubre del 98 rompió la resistencia que tenía poco antes de los 22 €, iniciando un nuevo tramo al alza. Esa resistencia inicial se convirtió en el nuevo soporte, ahora en 21,80 € donde hasta la fecha final de cierre de ese gráfico ya había rebotado hasta en 3 ocasiones, durante varios meses, estableciendo así un nivel muy fuerte de soporte.

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top