¿Qué mercancías incluye el PIB?

Producto Interior Bruto

El Producto Interior Bruto pretende calcular el valor de toda la actividad económica. Parece lógico suponer que para alcanzar ese objetivo deberíamos incluir en su cálculo el valor de todas las mercancías que resultan de esa actividad.

Sin embargo, para valorar una actividad usando el método propuesto por Kuznets necesitamos que esa actividad tenga un precio. Entonces ¿qué hacemos para valorar las actividades que no tienen precio, como el trabajo doméstico, el estudio, o los servicios públicos? Además, los precios son como las muñecas rusas. Se calculan a partir de los costes y por lo tanto, incluyen los precios de otras mercancías. Por ejemplo, el precio de un coche, incluye entre otras cosas la electricidad necesaria para su producción. Entonces ¿ cómo hacemos para no contar los valores de las mercancías que se usan para producir otras mercancías más de una vez?

A continuación, procederemos a contestar a esas preguntas enumerando las características que debe reunir una mercancía para que su valor se incluya en el cálculo del Producto Interior Bruto.

  • Mercancías producidas

En primer lugar, como su propio nombre indica, el Producto Interior Bruto pretende calcular el valor de la producción de un país. Por lo tanto, en su cálculo se deben incluir únicamente las mercancías producidas durante el periodo contable correspondiente – generalmente un trimestre o un año-. O sea, que para que una mercancía se incluya en el Producto Interior Bruto tiene que ser de nueva producción. Por ejemplo, las compraventas de viviendas usadas no se tienen en cuenta en el cálculo del PIB. Ni tampoco todo el comercio de mercancías de segunda mano. El valor de esas mercancías se contabilizó cuando eran nuevas, osea en el periodo contable en el que fueron producidas.

  • Mercancías remuneradas

Para que una mercancía producida se incluya en el cálculo del Producto Interior Bruto además su producción tiene que haber sido remunerada. Por tres razones. Primero porque muchas actividades no remuneradas son difíciles de observar – por ejemplo, ¿quién se entera de cuántas horas dedicamos al trabajo doméstico? Segundo porque muchas actividades no remuneradas tampoco tienen precio y por lo tanto son difíciles de valorar – por ejemplo, ¿Cuánto vale contemplar un amanecer en el mar? Y tercero porque considerar únicamente las actividades remuneradas nos permite calcular el valor del PIB de dos formas distintas.

Innegablemente, al considerar únicamente las actividades remuneradas el PIB subestima el valor de la actividad económica, porque ignora actividades tan importantes como el trabajo doméstico, el estudio, el voluntariado y el ocio. Por ejemplo, el valor económico de lavar la ropa es el mismo cuando lo hacemos nosotros mismos-actividad sin remuneración que no se contabiliza- que cuando llevamos la ropa a una lavandería-actividad remunerada que sí contabiliza-. Además la subestimación del PIB es tanto mayor cuanto menor sea el grado de desarrollo de un país. Porque los países menos desarrollados, las personas dedican mucho más tiempo a realizar actividades no especializadas y no remuneradas, y mucho menos a realizar actividades especializadas y remuneradas.

  • Mercancías legales

Para que una mercancía producida y remunerada se incluya en el cálculo en el PIB además su producción tiene que haber sido legal. Las mercancías ilegales son de dos tipos: aquellas cuya producción o mercalización esta expresamente prohibidas por las leyes-por ejemplo la producción y tráfico de drogas. Y las mercancías cuya producción no esta prohibida por las leyes, pero se oculta para evitar el pago de impuestos-por ejemplo, un transportista pirata-. Una consecuencia de esta restricción es que el PIB vuelve a subestimar el valor de la actividad económica, porque tiene en cuenta el valor de la economía formal pero ignora el valor de la economía sumergida.

Si os interesa conocer más a fondo otros términos económicos relacionados con la vida diaria, aquí os dejamos un enlace con nuevos conceptos de interés: Conceptos de Economía básica.

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top