La tasa Google: qué es y qué implica

Google News

¿Justicia o hipocresía? dos conceptos nada abstractos que perfectamente podrían ligarse al proyecto de Ley de Propiedad Intelectual (LPI), a la que ya ha empezado a conocerse como “Tasa Google“.

Soy el primero que siempre ha defendido la propiedad intelectual, el derecho a que a que nadie pueda llegar e impunemente apropiarse del trabajo de uno (o de parte de su trabajo) para sacar beneficios propios. Es fácil de detectar cuando se trata de cosas puntuales como pueda ser una fotografía o una canción, y por tanto, más fácilmente legislable y justo. Lo realmente complicado es cuando se trata de un texto escrito, llámese libro, artículo o post y lo que se nos presenta es simplemente un par de líneas.

Estamos habituados ya a leer la información que nos resulta interesante en agregadores, entendidos éstos como lugares web donde se toman noticias que se publican en otros sitios para ofrecerlas de modo conjunto y extractadas en una sola página, siempre, eso sí, con un enlace a la fuente original, donde se podrá leer la noticia completa. La gran ventaja, o el gran negocio de estos agregadores, es precisamente que un lector puede tener a un solo golpe de vista todo aquéllo cuanto necesita saber o todo aquéllo que le pueda resultar interesante. Gana el lector y gana la web propietaria del agregador con la publicidad que se ofrece en torno a esas noticias. Pero, ¿alguna vez nos planteamos si es justo para el que originalmente ha publicado la noticia? ¿qué siente aquél que ha escrito el artículo en su página web o blog, y ve como otros ganan dinero a costa de su artículo, por muy extractado que esté?

Con la lucha que traemos en Europa por defender la propiedad intelectual, y más recientemente, con la sanción que pende sobre Google a nivel europeo por práctica monopolistas, parecía éste el momento apropiado para sacar una nueva ley que regulara todos estos lugares que de algún modo, parecen sacar provecho de esta situación. Pero desgraciadamente, mucho me temo que, una vez más, en la redacción del proyecto no han intervenido todas las partes implicadas, ni se ha asesorado el Estado preguntando cuáles podrían ser las implicaciones de sacar una ley así que ataque tan directamente a estos agregadores de enlaces.

EN QUÉ CONSISTE EL PROYECTO DE LEY O TASA GOOGLE

Básicamente esta ley va a estipular una compensación que los agregadores deberán pagas a los editores originales o autores de los artículos que enlazan por el uso del contenido. En principio, tal cual suena, sólo por enlazar. Ésto quiere decir que, y citando a dos de los más famosos agregadores de noticias, Menéame o Google News podrán seguir enlazando fuentes que no son propias, pero deberán pagar por el uso de esa fuente. Curiosamente, y para que no haya fraudes ni acuerdos no controlados entre el autor y el agregador, contempla la Ley que se tratará de un derecho irrenunciable y que, por tanto, aun cuando el autor no quisiera cobrarlo, habrá un organismo oficial de gestión, el CEDRO, que se encargará de cobrarlo. Eso sí, nada se menciona de qué ese dinero que cobre este organismo se ingrese al autor del texto.

CONTROVERSIAS QUE SUSCITA

1.- En la LPI se habla de “fragmentos no significativos de contenidos” para referirse a los trozos de artículos que suelen poner los agregadores antes de enlazar a la fuente original para que se siga leyendo allí. El Tribunal de Justicia Superior Europeo, ya, hace unos días, dejó bien claro que los enlaces a contenidos que estén publicados abiertamente en la red no requerirán de compensación alguna. Hay por tanto, una divergencia de pareceres entre la UE y España que está en el significado de esos “fragmentos no significativos” y que habrá de resolverse.

2.- Tampoco se ha hablado en ningún momento de precios ni costos, por lo que no se sabe de qué cantidad o compensación se está hablando.

3.- En principio, parece claro que el Gobierno busca sancionar a las grandes empresas que hacen ésto (algo me dice que directamente van a por Google, algo que parece estarse poniendo de moda). Sin embargo, dado que la ley no hace mención a tamaños, supuestamente, si un particular enlaza en su blog el contenido de otro, copiando una introducción, pongamos que de dos líneas, también estaría obligado a una compensación.

CUÁL PUEDE SER EL RESULTADO DE ESTA LEY

Evidentemente los grandes agregadores como Menéame o Google News no van a pagar por ello, sino que directamente dejarán de enlazar a gente a la que les tengan que pagar. En este sentido, Ricardo Galli, fundador de Menéame, ya ha dejado clara su postura al decir que dejarán de enlazar a webs/blogs españoles y que en último caso hasta se plantearían el llevarse la empresa fuera de España. Lógico totalmente.

Y es aquí donde aparece la hipocresía. Los medios de comunicación, llámense periódicos, llenaban sus primeras planas con frases “como stop a la piratería”, definiendo como piratas a estos agregadores de noticias, cuando ellos mismos son los primeros beneficiados de que les publiquen, no sus noticias, recordémoslo, sino un extracto de las mismas y un mensajito tipo “continuar leyendo en…” enlazado a la fuente original. el resultado es que esos periódicos ganan en publicidad y, sobre todo, en visitas. Aunque eso lo callen, son miles de visitas las que se ganan si publican una noticia por ejemplo en Google News, y por tanto, miles de potenciales nuevos lectores.

Como fundador de varias webs y blogs, puedo dar constancia de que cuando se me ha publicado algún extracto de una noticia mía, sea en Menéame o en Google News, ese día las visitas se han multiplicado exageradamente. ¿Cobrarles? ni me lo plantearía teniendo en cuenta el servicio que me prestan. ¿Que ellos se aprovechan de las noticias? pues sí, pero yo, como autor del texto, también recibo ya una compensación a cambio. Y, a fin de cuenta, repito, no me han plagiado el texto: solo han puesto un par de líneas.

Para muestra un botón: en Bélgica los responsables de los periódicos digitales llegaron a denunciar a Google por un tema similar a éste, y ganaron. ¿Qué hizo Google? simplemente dejó de enlazarlos. El resultado fue que solo un año después esos mismos medios digitales se dirigieron a Google News para que se retomara la colaboración y volvieran a enlazar sus noticias.

Más ejemplos de esa hipocresía de los que han alabado esta medida: si os fijáis ya, casi todos los medios de publicación tienen bajo la noticia los clásicos botones de agregación al facebook, twitter, menéame o Google +. Si están en contra de todos estos agregadores a los que consideran piratas, ¿por qué incluyen esos botones? con esos botones ya están dando su consentimiento tácito a que enlacen su texto.

Y finalmente, hipocresía del Gobierno… “si el autor no quiere cobrar el canon, ya nos encargamos nosotros de hacerlo y gestionarlo” parecen querer decir. Vale, pero ¿y el dinero que cobren en manos de quién queda?

¿QUÉ OCURRIRÁ ENTONCES?

Personalmente creo que esta Ley puede hacer más daño que beneficio, porque como digo, son muchas las compensaciones que se reciben por ser enlazados por agregadores. De algún modo tendrán que oír a todas las partes, y creo que en el transcurso de la aprobación de la Ley que hoy día está en debate en el Congreso, se cambiarán algunos puntos y, sobre todo, se aclararán algunos conceptos del mismo.

El proyecto de Ley saldrá adelante, pero creo y espero que sea con bastantes cambios respecto a lo que hasta ahora ha salido a la luz.

A fin de cuentas, la UE tampoco parece ver nada clara la actuación que está siguiendo el Gobierno español…

– Otras fuentes de información:

Tags: ,



2 comentarios

Comments RSS

  1. ¿Y que hay de malo para el blogero común y medios alternativos en la Tasa Googe?.

    Dudo que Google entre en el juego del chantaje, acabará quitando las noticias en su agregador y, posiblemente, hasta elimine la indexación de páginas del dominio, ya que los resultados de busquedas muestran el titular y un texto no significativo… eso hará que las páginas de otros medios (los no AEDE, los blogeros independientes, etc…) ocupen el puesto de los anteriores…

    Al final, estos de la AEDE no solo van a cavar su propia tumba, hasta a lo mejor nos hacen un favor al resto.

  2. Javier Gomez dice:

    El problema para el bloguero común y medios alternativos está en la irrenunciabilidad del derecho a cobrar esa compensación. Si yo como bloguero común estoy encantado conque me enlacen desde sitios como menéame (repito, no lo considero una copia, porque lo que ponen es simplemente un extracto y un enlace) no entiendo por qué esta gente se anteponen a mi derecho a renunciar a esa compensación y pretenden cobrarla ellos mismos para a saber qué harán con el dinero.

    Así lo que conseguirán es que estos agregadores que tanto bien le hacen a los más pequeños o desaparezcan, o se vayan a otros países, o dejen de enlazarnos a todos.

    De todos modos, te doy la razón en algo: se están cavando su propia tumba.

    Saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top