Las fluctuaciones de los tipos de cambio

divisas

Del libre juego de la oferta y la demanda en el mercado de divisas al contado pueden resultar unas oscilaciones no deseables desde el punto de vista de las autoridades monetarias y cambiarias de los distintos países.

Los bancos centrales intervienen en los mercados de divisas para provocar desplazamientos en alguna de las curvas, oferta o demanda, que conduzcan el tipo de cambio hacia el nivel deseado.

En un sistema de tipos de cambio fijos, el tipo de cambio es mantenido a un determinado nivel, o dentro de una estrecha banda de fluctuación (generalmente más/menos 1%), por las autoridades monetarias que se ven obligadas a intervenir para hacer frente al exceso de oferta o de demanda que se produce cuando el cambio cotizado por el mercado no coincide con el fijado por las autoridades como de equilibrio.

Antes de poner en circulación la moneda única europea, los bancos centrales de las divisas de los países que pertenecían al Sistema Monetario Europeo y que estaban sometidas a la disciplina de intervención debían llevar a cabo intervenciones ilimitadas en los mercados de divisas, con el fin de mantener los tipos de cambio bilaterales entre las monedas participantes en el seno de una banda de fluctuación, definida en torno a los tipos de cambio centrales (la ‘banda central’).

Posteriormente, desde el día 2 de agosto de 1993, las bandas pasaron a tener una amplitud de (más/menos) 15%, frente al (más/menos) 2,25% que existía para las divisas fuertes y del (más/menos) 6% en que se encontraban la peseta, el escudo portugués y la libra esterlina.

Desde la entrada en vigor del euro, todo esto dejó de ser necesario, ya que la moneda europea fluctúa libremente en los mercados de divisas, sin la necesidad de poner en marcha mecanismos que limiten las fluctuaciones de los tipos de cambio. Al menos ésa es la teoría, ya que en la práctica los bancos centrales (el BCE, la Reserva Federal, etc.) suelen intervenir de uno u otro modo.

– Otros artículos y enlaces de interés

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top