Las lanzaderas de start up

Start-up

Las crisis suelen agudizar el ingenio. Las nuevas ideas y los nuevos proyectos afluyen más en épocas de necesidad. Es entonces cuando surgen nuevos emprendedores con nuevos negocios dispuestos a afrontar la delicada situación que nos está tocando vivir. Ya hubo un boom allá por los noventa en la época de los .com y es ahora, desde el 2008, cuando se está viviendo una nueva época de emprendimientos aunque en esta ocasión motivadas entre otras causas por la alta tasa de desempleo y la falta de oportunidades laborales.

En estas condiciones son muchos los que cuentas con ideas interesantes pero que apenas conocen o se han movido en el mundo de la creación y promoción de empresas.

Es en este ámbito donde surge la imagen de las aceleradores e incubadoras de empresas, las llamadas lanzaderas de “start ups”. Estas plataformas no solo ayudan en todo el trámite y aportan los contactos necesarios en muchos campos, sino que son parte fundamental en el éxito de las compañías a las que “ayudan”. Gracias a ellas las posibilidades de éxito aumentan.

Las lanzaderas aportan capital para la formación de la empresa, mentores, sinergias y una muy buena red de contactos afines al negocio. En fin, el respaldo adecuado para que la nueva start up tenga éxito.

Podríamos hablar de bastantes lanzaderas dedicadas a acelerar e incubar proyectos y es por eso muy importante saber elegir qué plataforma es la más adecuada para nuestra empresa. Hay que tener en cuenta que las necesidades no son las mismas en el periodo en que estamos incubando el proyecto del momento en que se aceleran o se lanzan las ideas.

Es también importante, antes de acceder a una de esas lanzaderas, conocer a quien está detrás. Hay que tener en cuenta que la mayoría de ellas actúan tomando una participación en la empresa. Evidentemente no van a actuar gratuitamente y para unos y otros el modo más fiable es tomar una parte en la empresa. Al menos así, nosotros mismos nos aseguramos de que la lanzadera mostrará interés en que nuestra empresa salga adelante. Se trata, por tanto, de valorar el perder una parte de independencia a cambio del importante apoyo que nos otorgan y, por supuesto, a partir de ahí, negociar qué porcentaje de acciones tomará la aceleradora en nuestra empresa.

Se pueden encontrar bastantes aceleradoras tipificadas por sectores económicos, pero podríamos citar algunas:

  • “Zarpamos”, aceleradora e incubadora de proyectos informáticos.
  • “Business Booster”, aceleradora de negocios basados en internet y en servicios móviles
  • “Inlea Foundation”, promotora de empresas tecnológicas.
  • “Sonar Ventures”, lanzadera de empresas en internet.

No tenéis más que buscar e informaros bien, porque en estas lanzaderas puede estar vuestra oportunidad de negocio.

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top