Listas negras de morosos por alquiler y otras enmiendas

Lista negra de morosos

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan quienes pretenden alquilar su vivienda es el miedo a los inquilinos morosos. Son demasiados los casos que se dan, incluso de auténticos profesionales, que viven de alquiler sin pagar sus rentas mensuales aprovechándose de las leyes actuales y de la lentitud existente en los procesos de desahucios.

Sin duda es en este punto donde el Gobierno debe trabajar: proteger al propietario facilitando y agilizando el desahucio en caso de impagos. Sin embargo, esta protección también puede trabajarse por otros medios, y uno de ellos es el que ahora está estudiando Fomento y que pretende incorporar, si se aprueba, como enmienda al proyecto de Ley de Medidas de Fomento de Alquiler.

Esta enmienda aboga por la creación de una “lista negra” en la que se registren a personas inquilinas que que hayan sido condenadas en firme, bien judicialmente bien mediante laudo arbitral,  por no haber cumplido con los pagos mensuales del alquiler. Esta lista o registro de morosos quedaría expuesta para consulta de todos aquellos propietarios que pretendan alquilar su vivienda, lo cual sería una primera garantía para éste de que, al menos, la persona que va a meter en su casa, no ha tenido problemas anteriormente con alquileres de otras viviendas.

No obstante, hay que tener en cuenta que el inquilino que es moroso aparecerá registrado en esa “lista negra” hasta el momento en que satisfaga la deuda por la que fue condenado, o en caso contrario, durante un plazo máximo de 6 años, tiempo en el que automáticamente desaparecería del registro.

Queda el conflictivo punto de si con esta medida no se estaría incumpliendo con la Ley de Protección de Datos, aunque sin duda, la gran mayoría de propietarios agradecería una idea así como complemento a la seguridad que se hace necesaria en este tipo de casos. Por otro lado, no todos los casos de impagos se producen por actos de mala fe. Quienes realmente no hayan podido pagar por problemas económicos en algún momento se verán incluidos en ese registro con lo que se les  dificultará la posibilidad de encontrar nuevas viviendas donde alojarse.

Esta enmienda está incluida en un grupo de 18 enmiendas a la Ley de Fomento de Alquiler que el PP pretende presentar para su aprobación en el Congreso.

Destacan entre esas medidas otras dos que a buen seguro también causarán cierto desasosiego.

El propietario que quiera recuperar su vivienda para uso personal o familiar podrá hacerlo avisando al inquilino con dos meses de antelación y siempre que haya pasado un año de alquiler (y no un año y diez meses como aparecía en el proyecto de ley original). Por otro lado, los propietarios que quieran vender la vivienda alquilada deberán comunicarlo al inquilino con un plazo mínimo de 30 días de antelación a la fecha en que se formalice el contrato de compraventa, aun cuando el inquilino hubiera firmado anteriormente la renuncia a ser el primero en tener el derecho a comprar la vivienda. Actualmente no se contemplaba plazo alguno para comunicar la venta de la vivienda.

Tags: ,



1 comentario

Comments RSS

  1. Asnef dice:

    Creo que hay que hacer una clara distinción entre el moroso profesional y el moroso que se ve abocado a la morosidad por unas circunstancias puntuales y pasajeras. Hay que tener cuidado en este punto.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top