Deudores hipotecarios: medidas contra desahucios

Hipotecas

Nos hemos quejado larga y amargamente de los desahucios hipotecarios, de que en los momentos actuales en que tantas y tantas familias tan mal lo estén pasando las entidades bancarias actúen tan ágilmente para cobrar sus deudas hipotecarias dejando en la calle a familias sin recursos. Desgraciadamente hemos tenido que pasar por episodios y situaciones familiares que nadie querría ver jamás en las noticias, con suicidios incluidos, y no ha sido sino hasta que la alarma social ha crecido hasta presionar a los mismos políticos, cuando se han tomado medidas para que al menos las medidas bancarias contra los deudores no sean tan estrictas como venían siendo hasta ahora.

Ya en una ocasión hablé de la dación en pago que tanto defienden muchos, y de las consecuencias que podría tener su aprobación, y he defendido que si no la dación, al menos sí deberían aprobarse medidas que permitieran las máximas facilidades posibles para pagar las deudas (no se paga una hipoteca porque no se quiera, sino porque no se puede, y seguramente mucho de los casos de desahucio se hubieran podido arreglar con buena voluntad por las partes).

Al fin poco a poco se va tomando conciencia y apuntando a ciertas medidas que favorecerán a los deudores hipotecarios. Al menos el ministro De Guindos ayer salió para explicar alguna de las nuevas propuestas: plazos o intereses de demora son algunos de los puntos que ha tocado esta vez:

Aquí tenéis el adelanto de algunas de esas futuras medidas:

Plazos: el ministerio de Economía propondrá al Gobierno limitar los plazos máximos de los préstamos hipotecarios para vivienda habitual hasta los 30 años.

Potestades judiciales: el juez podrá dictaminar reducir la deuda hipotecaria. Si tras ejecutar la vivienda habitual aún restase deuda por pagar el juez tendrá potestad para condonar la deuda que quede en dos casos: si el deudor paga el 65% del total en el 5º año desde que se le adjudique el bien, o bien el 80% en el 10º año. también podría hacerlo en el caso de que la entidad bancaria obtenga una plusvalía en esos 10 años con la venta de la casa del desahuciado.

Intereses de demora: se acabaron los abusos en los intereses de demora que aplicaban las entidades bancarias y que podían llegar a superar incluso el 25%. Ahora Guindos propone limitar el interés de demora exigible a un máximo de de tres veces el interés legal del dinero.

Tasación: hemos visto muchos casos en que las tasaciones realizadas por algunas sociedades no se asemejaban al valor real de la vivienda. Ahora De Guindos pretende conseguir que, para reforzar su independencia, estas sociedades de tasación reduzcan la presencia de un banco en su accionariado hasta un máximo de un 10% (frente al 25% anterior).

Como suele ocurrir habrá voces discordantes respecto de estas medidas, quienes piensen que son medidas insuficientes, pero al menos, poco a poco, se va tomando conciencia del problema existente y sobre todo, mejorando en la defensa del deudor hipotecario.

 

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top