¿Se puede dejar caer a un banco?

Precipicio

El argumento central de los rescates bancarios tanto en la zona euro como en EE.UU. a lo largo de la crisis financiera viene siendo el de que es imposible dejar caer a un banco: resulta peor el remedio que la enfermedad.

Ésto se considera así por el hecho de que el papel que juegan en la economía unido a la interrelación de deudas entre ellos haga suponer que la caída de un solo banco desencadena efectos verdaderamente imprevisibles. Por supuesto, si quebrasen unos cuantos bancos medianos o unos pocos de los grandes ningún dinero estaría seguro ya que los diferentes fondos de garantía de depósitos no llegarían para pagar a todos los depositantes. No obstante, se suele olvidar que en EE.UU. se ha dejado quebrar a varios bancos durante la crisis. La razón era obvia, no eran bancos tan grandes y, siendo EE.UU. un país gigantesco se podía permitir.

A raíz de las necesidades del rescate y nacionalización de Bankia se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que se diera un rescate europeo de los bancos españoles o bien de que se acudiese a pedir dinero al Fondo de Rescate para Bankia. Ambas cosas se han desmentido. También se ha cerrado la posibilidad de que el estado refinancie directamente con deuda a dicha entidad, tendrá que emitir deuda y refinanciarla con el dinero obtenido según las consideraciones de la Comisión Europea. Entonces la tesitura está en que o bien el estado español obtiene el dinero en los mercados para hacerlo o bien el estado mismo tendría que pedirlo (del modo que sea) al fondo de rescate europeo ya que parece claro que las instituciones europeas no confían en que la entidad pague si el estado no está detrás de la operación.

No obstante queda una tercera opción de la que nadie habla pero que sigue ahí: Teóricamente es posible dejar quebrar a Bankia, para la UE se trata, al fin y al cabo, solo del cuarto banco español y si no hay modo de obtener el dinero a un precio razonable la solución podría ser la quiebra. Bankia, a diferencia de Santader, BBVA y otros grandes bancos europeos, no es un banco ‘sistémico’. Si bien España representa el 8% del PIB de la zona euro y Bankia es una entidad relativamente importante, si llevamos estas magnitudes a escala europea, realmente no sería un caso muy distinto de algunos bancos americanos efectivamente quebrados desde el 2008 hasta hoy.

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top