¿Es buen momento para comprar una vivienda?

Obviamente la respuesta a la pregunta que planteamos sobre si es buen momento para comprar una vivienda depende mucho de las circunstancias; es muy posible que muchas personas puedan y necesiten comprar una vivienda y por tanto este momento es tan bueno como cualquiera. Otra cosa es plantearse dicha compra como inversión.

Era sabido que el nuevo gobierno planteaba recuperar la deducción en el IRPF para la compra de viviendas. Se discute si eso va a reactivar o no el decaído mercado inmobiliario, no obstante, la ventaja fiscal, al menos por el momento, ahí está y es incuestionable pues que dicha medida está ya en vigor.

Al margen de ésto el nuevo ministro Luis de Guindos anunciaba una rebaja de las valoraciones de los activos inmobiliarios en poder del sector financiero que, según vamos sabiendo, estará alrededor del 50% en las promociones (además de entre un 80% y hasta casi el 100% en el suelo dependiendo de la calificación urbanística).

En todo caso, centrándonos en las promociones de viviendas sin vender en poder de los bancos, es muy posible que estas medidas obliguen al sector financiero a bajar precios de forma muy significativa arrastrando a los vendedores particulares.

Aun así es realmente difícil saber si es o no buen momento para la compra de una vivienda puesto que existen dos factores que no podemos controlar, siguiendo los mismos podríamos acertar de lleno en el momento:

  • Es difícil saber si el sector financiero va a comenzar a facilitar hipotecas en condiciones ventajosas, al margen de que el comprador personalmente necesite o no dicha hipoteca para comprar siempre hay que tener en cuenta que si el acceso al crédito está restringido los precios subirán muy poco o seguirán bajando.
  • Aunque hemos insistido en que no creemos que el euro se rompa y, más concretamente, que España salga o sea expulsada de la moneda única, si alguien considera que está posibilidad va a producirse debe tener presente que en un caso así las deudas en un entorno de inflación muy alta resultarían un buen negocio ya que en ningún caso se mantendrían nominadas en euros. Siguiendo este mismo criterio, tanto si el euro se rompe como si no, en ningún caso parece recomendable contratar una hipoteca en divisa extranjera.

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top