Los mercados en la sociedad global

sociedad global

En los últimos años, gracias a la globalización, los mercados financieros en general, y la Bolsa en particular, se han convertido en jueces de la política y la economía de un país. Son magistrados duros y sus sentencias son inapelables.

Gracias al desarrollo de las tecnologías de la información y a la liberalización de los movimientos internacionales de capitales que se inició en la década de los 80, el dinero se mueve a lo largo y ancho del mundo en menos tiempo de lo que dura un suspiro.

Basta con pulsar una simple tecla de ordenador para que el dinero invertido en cualquier lugar del planeta vuelva en un instante a las arcas de su propietario o se marche a otro sitio completamente  distinto donde pueda obtener una rentabilidad más elevada o una seguridad mayor.

Nada ni nadie puede detenerlo, ni siquiera los bancos centrales de los países que, en las últimas crisis financieras internacionales, se han visto desbordados por los acontecimientos y no han podido evitar el hundimiento de los tipos de cambio de las monedas de los países castigados por los mercados.

Sus reservas conjuntas apenas equivalen al montante total de dinero que mueve en una semana el mercado de divisas, por lo que sus actuaciones han tenido que dirigirse en estos casos a cimentar la solvencia de los distintos sistemas financieros para evitar el desencadenamiento de un rosario de quiebras y suspensiones de pagos entre los bancos y las casas de Bolsa.

Esta es una de las realidades incuestionables del mundo de la globalización que los distintos países no tienen más remedio que aceptar y aprender a convivir con ella en forma de políticas económicas sanas. Los mercados condenan todo lo que signifique déficit presupuestario, inflación, desórdenes monetarios, etc.

Foto Vía: Chuck “Caveman” Coker

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top