¿Qué son las normas de Basilea?

En los últimos tiempos viene siendo habitual oír hablar de los cambios de normas para las entidades bancarias producto de los acuerdos de Basilea III que se están gestando. No siempre, no obstante, se tiene claro que son las normas de Basilea.

Actualmente está en vigor el Segundo Acuerdo de Basilea, este acuerdo, tal y como el que le va a suceder, tiene el propósito de estandarizar una serie de normas para todas las entidades financieras que operan en el mundo y que, a su vez, dependen de Bancos Centrales Nacionales que están adscritos al Banco Internacional de Pagos. Estas normas, básicamente, se ocupan de asegurar unos requisitos de capital con el que las entidades bancarias puedan absorber pérdidas y protegerse contra una quiebra. Los acuerdos de Basilea II no son muy antiguos, de hecho datan de 2004, sin embargo quedaron muy pronto desfasados por tener lagunas esenciales:

  1. No prevé variaciones de riesgo: Es decir que para el acuerdo todo crédito concedido tiene idénticas posibilidades de resultar moroso, lo cual sabemos que no es cierto.
  2. Los acuerdos son recomendaciones: Esto es muy difícil de cambiar ya que aunque sean un centenar los estados cuyos bancos centrales están adheridos a los acuerdos estos son libres de trasladarlos o no a su legislación nacional
  3. La vigilancia del cumplimiento depende de cada ente regulador: Es decir que en cada estado existe un Banco Central u otra institución similar que es la encargada de vigilar que estos criterios se cumplan, la publicidad y transparencia de los riesgos depende también de estos.
Es por ello que están en proceso los terceros acuerdos de Basilea, con ellos sep retende discriminar la calidad de los créditos concedidos de acuerdo a diferentes probabilidades de incumplimiento. Se pretende que los bancos estén obligados a almacenar datos durante períodos de hasta siete años de modo que puedan ser comprobados. Se pretende también mejorar los procedimientos disciplinarios. Una de las medidas que resultan es que dentro de los requisitos de capital que se exigen a los bancos se van a establecer diversos grupos de capital dependiendo de los grupos de crédito según su riesgo.

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top