La insuperable rentabilidad de las Bolsas

Una de las ventajas de colocar el dinero en Bolsa es que, a largo plazo, es la inversión más rentable de entre todos los activos financieros, siempre con matices, eso sí. Los estudios sobre el comportamiento del mercado de valores durante el siglo XX mostraron en reiteradas ocasiones que las ganancias obtenidas con acciones a lo largo de los años son muy superiores a las deparadas por la deuda pública, la renta fija privada, los activos del mercado de dinero o los depósitos bancarios.

Este hecho se debe a que, en general, con el paso del tiempo las empresas aumentan de tamaño y ven crecer sus beneficios, lo que impulsa la subida de las cotizaciones y la percepción de una cantidad de dinero por acción, en concepto de dividendo, cada vez mayor.

No obstante, hay dos excepciones, una temporal y otra particular. Empecemos por la primera. Para medir la rentabilidad de una inversión hay que tomar, necesariamente, dos puntos en el tiempo. Uno de ellos es el que sirve para establecer el punto de partida para calcular las ganancias o pérdidas acumuladas en un periodo, por ejemplo, el momento de compra de las acciones. El otro es el instante en que se quiere realizar la medición.

Pues bien, si este último coincide con un momento de crisis, la comparación puede arrojar resultados negativos. Por ejemplo, un inversor que compra acciones de una operadora de telefonía un año, a 22 euros por título, y las conserva hasta varios años después, a una cotización de 12,83 euros correspondiente al cierre de ese día, evidentemente estaría perdiendo casi nueve euros por acción, es decir, sufriría una minusvalía del 40%.

Pero es que, entre una fecha y otra, han ocurrido un estallido de la burbuja de las tecnológicas, los escándalos contables, fiascos en las licencias, atentados terroristas, crisis internacionales y hundimiento del dólar frente al euro. Todo eso golpea con dureza la cotización de la operadora, aunque estas justificaciones no puedan ocultar el hecho de que, en ese periodo, al inversor le hubiera ido mejor si hubiese colocado su dinero en bonos o en ladrillos.

Foto: Aresauburn™

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top