¿Y si Grecia suspende pagos?

Sin duda la noticia de la semana va a ser la posibilidad de que Grecia suspenda pagos. Esta vez la noticia llega filtrada por el propio gobierno griego a la prensa de su país. No obstante, la fecha anticipada es el 2012, lo cual da a entender que, en realidad estamos hablando de una renegociación de la deuda. Entonces, esta posibilidad de suspender pagos ¿Que implica exactamente?

En primer lugar, de acuerdo con la propia noticia filtrada al diario ‘Eleftherotypia’ lo que el gobierno griego estaría ya negociando con el FMI y la UE es un aplazamiento del pago de los bonos que, de acuerdo a los planes de rescate ellos mismos han comprado a Grecia. Esto viene a ser, por parte griega, un reconocimiento de que le resulta imposible complir las condiciones pactadas en el momento del rescate en la forma y tiempo que se pactó entonces, es decir: en ningún caso Grecia está diciendo que no vaya a pagar. Caso que sí se da, por ejemplo en Islandia. Cuando se aprobó el plan de rescate ya hubo economistas que pusieron en duda que dichos planes pudieran ser cumplidos, dicho sea de paso, lo mismo está sucediendo con la reciente reestructuración de la deuda de Portugal.

Lógicamente el aplazamiento del pago de toda o alguna parte de la deuda tendrá consecuencias para los acreedores (básicamente bancos alemanes y franceses) y hará aun más difícil la obtención de crédito. Esto no significa que, a largo plazo, dichos bancos pierdan dinero ya que, por lo que sabemos por otros países que han pasado por situaciones similares, Grecia pagará en más tiempo y -con toda probabilidad- a intereses más altos. Normalmente mediante un intercambio de bonos por otros a más tiempo como se hizo en América latina en los años ochenta (el llamado “plan Brady”).

Aquí se está abriendo claramente la puerta a una reestructuración genérica de toda la deuda que lastra la zona euro, básicamente los tres países ya ‘rescatados’ Grecia, Irlanda y Portugal, pero con la vista puesta en una posible reestructuración de España y quizás Italia y Bélgica. Esta noticia, como todo el mundo habrá comprendido, al menos confirma una certeza que muchos ya tenían: con Portugal se han acabado los rescates, a partir de ahora la receta cambia sensiblemente. Esta política es consecuente con la reciente subida de tipos del BCE, representa el fin de las inyecciones monetarias que, dicho sea de paso, de momento no nos han sacado de la crisis.

Tags: , ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top