¿Es bueno tener un plan de pensiones?

En el actual momento económico se ha vuelto a poner el foco sobre la viabilidad del sistema público de pensiones. Siempre que dicho debate se pone sobre la mesa aparece la opción de los planes de pensiones privados, ya sea como complemento o como alternativa a las mismas.

Al margen del contenido ideológico de este debate y la opinión que cada uno tenga cabe preguntarse si realmente es más rentable tener un plan de pensiones privado que invertir la misma cantidad de dinero (supuesto el caso de que se disponga de esta pues si no es imposible preguntarse nada) en cualquier otra cosa, llámese bolsa, inmuebles, materias primas o el mismo oro, del que hablábamos recientemente.

A finales de 2010 la OCU (organización de consumidores y usuarios) publicaba un informe en el que desaconsejaba dicha inversión. Las razones son conocidas y se viene hablando de ellas desde la reforma de la fiscalidad de dicho planes en el 2007.

Básicamente los problemas son que no se puede rescatar el dinero de forma rápida y fácil caso de necesitarlo, que no tienen un rendimiento superior al de otros índices y (para mi ésto es lo esencial) aunque la tributación ofrece una serie de ventajas muy publicitadas, éstas se terminan el día que se empieza a cobrar con lo cual lo que se presenta como una ventaja fiscal, convirtiéndose así, realmente, en un impuesto diferido en el tiempo. Además al cobrarlas se tributa como renta de trabajo que paga más que una renta de capital.

Por lo demás, ésto no tiene nada de extraordinario. Ya en la reconquista los reyes y los nobles fomentaban la colonización de las tierras conquistadas con exenciones fiscales que se acababan cuando el territorio estaba repoblado. En general el anuncio de una ventaja fiscal en algún terreno suele esconder una intención recaudatoria a largo plazo.

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top