Contenido básico de un plan de pensiones

planes de pensiones

Los planes de pensiones son fórmulas de ahorro vinculadas a la jubilación. El cliente se compromete a realizar unos pagos periódicos –mensuales, trimestrales o anuales- cuyo objetivo es formar un capital a largo plazo, que sólo podrá recuperar en el momento que finalice su vida laboral activa.

El cliente, denominado partícipe en el lenguaje técnico, participa en este sistema de ahorro a través de un contrato (plan de pensiones) en el que se fijan sus derechos y obligaciones. Dicho contrato es la forma de regular su participación en un fondo de pensiones.

Los fondos son la agrupación del dinero aportado por varios clientes para comprar valores (títulos de renta fija, acciones o inmuebles) en mejores condiciones de las que podría obtener un inversor particular. Esta forma de inversión colectiva permite conseguir unos mayores beneficios y reducir los riesgos que supone cualquier inversión, ya que son profesionales los que gestionan el ahorro.

La realización de las inversiones que debe acometer el fondo son responsabilidad de una entidad gestora, que también se encarga de administrar el patrimonio de los clientes y de llevar la contabilidad. Los valores que se compren con el dinero de los partícipes deben depositarse para su custodia en una entidad depositaria. Así, la actividad de estas dos entidades está supervisada por una comisión de control, donde los clientes tienen la mayoría absoluta.

El objetivo de esta compleja fórmula es evitar la quiebra de los fondos de pensiones, ya que este sistema de ahorro no puede garantizar que el cliente cobrará el dinero aportado en caso de que las inversiones fuesen erróneas y el fondo entrara en dificultades financieras.

Por último, conviene destacar que los planes de pensiones pueden contratarse bajo las modalidades de empleo, asociados o individuales. Los primeros son aquéllos en los que el promotor es la empresa y los partícipes, sus empleados. En los segundos, los promotores son asociaciones, sindicatos, gremios o colectivos y los partícipes, sus afiliados o miembros. A su vez, el plan es del sistema individual cuando el promotor es una entidad financiera y el partícipe cualquier persona física.

Foto Vía: Julikeishon

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top