Santander paga el precio de ser un banco español

logo del santander

El Banco Santander es una de las principales entidades financieras no solo de España sino de la Euro Zona, ya que es el banco con mayores beneficios de la región económica. A pesar de ello debe pagar el costo de ser una entidad de origen español.

El mes pasado el banco vendió bonos para financiarse a siete años teniendo que pagar una rentabilidad del 4.125 por ciento anual, interés por encima -en 156 puntos- del mid swap (es el índice que mide este tipo de operaciones). Hasta aquí no parece existir mayor problema, pero la cuestión cambia cuando se conoce que el banco alemán, Commerzbank colocó deuda a diez años a una tasa del 4 por ciento. Es decir a mayor plazo menor interés, justo lo contrario a lo que indica la lógica.

Según la agencia informativa Bloomberg, los tenedores de bonos estarían castigando al Banco Santander por la compleja actualidad económica de España, es decir, por ser un banco español. Mientras que los tenedores de bonos no recuerdan que el Commerzbank tuvo que ser rescatado en el 2008.

La entidad financiera incluso posee un mejor rating (AA) que otras entidades que se financian con un menor costo como ser Deutsche Bank (A+) o que el BNP Paribas con rating idéntico al de Santander, que colocó deuda a cinco años a tan solo 48 puntos básicos por encima del mid swap.

En el mercado de los seguros contra el impago de la deuda (CDS), la entidad española también se ve afectada al figurar como una entidad más riesgosa que otras que poseen resultados menos convenientes.

Todo esto hace suponer que se trata de un estigma, que no solo castiga al banco, sino a todos. Según los comentarios de varios analistas financieros, si Santander fuera un banco alemán o francés sería el mejor de todos; o si simplemente mudara su casa matriz a uno de los países mencionados, pero nada de esto ocurre.

Lo que en algún momento puede ser concebido como una ventaja, en esta ocasión no lo es, y hasta la entidad con mayores beneficios lo siente. Queda esperar a que la situación económica de España mejore para que las percepciones se ajusten a la realidad.

Por lo pronto la entidad deberá soportar una estructura de costos mayor que muchas otras entidades, con lo que deberá analizar bien de donde financiarse la próxima vez, ya que la percepción del inversor no cambiará en el corto plazo.

Fuente de la información: El Economista

Tags: , , , ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top