España lanza deuda sindicada a diez años

españa

El Tesoro de España lanza una emisión de deuda sindicada a largo plazo y ya para principios de agosto estaría planeada otra subasta de bonos, pero a solo cinco años.

Hace unos días atrás el Tesoro se hizo de poco más de 3.500 millones de euros en bonos a cinco años, pagando una tasa del 3.72 por ciento, tasa superior a la pagada en mayo, que fué de 3.58 por ciento.

A todo esto el mercado no mejora su punto de vista sobre la actualidad económica de España, y castiga duro al Gobierno por sus gestiones, haciendole pagar tasas más elevadas si se quiere financiar, por medio del mercado de valores.

La diferencia entre los bonos españoles y los bonos alemanes es de 209 puntos, superando así otra vez la barrera de los 200 puntos. Aún no siendo poco, el seguro contra el impago de la deuda trepó hasta los 246 puntos, lo que lo deja a los bonos españoles marginado a la misma altura que los bonos basura.

¿Qué son los bonos basura?

Pues los bonos basura, son aquellas emisiones de deuda de los países con un alto riesgo crediticio, como ser por ejemplo Vietnam, cuyo seguro de impago es de 249 puntos, casi igual que España. Si se quieren ver más ejemplos, se pueden buscar países africanos como Zimbawe, por tan solo decir uno.

Los bonos basura son aquellos, donde las agencias de calificación (Fitch, S&P y Moody’s) no los consideran de inversión (notas altas, como la actual de España); sino que los consideran de especulación y tienen un grado bajo de calificación.

España perderá su calificación

Al menos eso auguró la entidad financiera Merrill Lynch, y que sucederá a fines de septiembre o principios de octubre. El banco también hizo advertencia de que es muy probable que España deba hacer uso del fondo de rescate europeo, algo que ya habíamos comentado anteriormente.

Si bien España no descenderá hasta la nota Ba1, que recibió Grecia por parte de Moody’s, si descendería hasta Aa2, lo que volvería a posiciones de diciembre del 2001.

Como dato alentador de la economía española, Merrill Lynch rescata el descenso en la cantidad de desempleados en el país, aunque afirma que no es suficiente solamente esto para mejorar la economía.

En concreto España debe trabajar sobre dos cuestiones: solvencia y confianza, para que los mercados acepten con menos interés las emisiones de deudas y para que las inversiones en el país aumenten, generen trabajo y la economía encuentre finalmente la vía de escape a esta recesión económica.

Fuente de la información: El Economista

Tags: , , ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top