Bonos, cómo calcular su rendimiento al vencimiento

Yield To Maturity de un bono

El anáisis de los rendimientos que nos van a dejar los activos financieros es uno de los temas centrales que cualquier inversor desea saber antes de realizar una inversión en cualquier activo financiero. Claro está que hacer el análisis para una acción no es tan sencillo como para hacerlo para un bono.

La diferencia radica en que en la acción ordinaria no tenemos certeza alguna de cuál será el rendimiento a futuro, es decir, no sabemos con exactitud ni cuándo ni cuánto se cobrará en concepto de dividendos.

En cambio en el bono la cuestión se vuelve algo más sencilla, tiene mucha menos volatilidad y se tiene certeza de tiempo y valores.

Ahora ¿cómo calcular el rendimiento de un bono? Pues bien, la medida preferentemente utilizada por los analistas para el cálculo del rendimiento del instrumento es el rendimiento al vencimiento o Yield to Maturity (YTM) por su definición en inglés.

Se trata de buscar la tasa de interés que iguala el precio de la renta fija que se está analizando, teniendo en cuenta todos los ingresos: los cupones que se van cobrando y el pago final o devolución de capital.

Es una forma similar (por no decir idéntica) al cálculo de la Tasa Interna de Retorno (TIR) que se realiza a un proyecto de inversión, ya sea la compra de acciones o el inicio de una nueva empresa.

Es decir tenendo en cuenta un flujo de fondos, obtenemos el rendimiento al vencimiento.

Ejemplo:

Supongamos un bono que se compra a 90 dólaes, con un valor nominal de 100 dólares y el plazo de vencimiento son 3 años. A su vez paga un cupón del 8% (8 dólares) anual. El rendimiento del bono, es decir, la tasa de interés será aquella que iguale el flujo de fondos a 90.

Gráficamente

90= 8/(1+i) + 8/(1+i)² + 108/(1+i)³

Esto nos dá un rendimiento del 12.18 por ciento. Es decir que si nosotros compramos este bono a 90 dólares, al cabo del primer año cobramos 8 dólares y lo reinvertimos en el mismo bono y así con el cobro del segundo año, al finalizar el vencimiento del bono cobraríamos algo así como 127 dólares.

Pero para ello es necesario la reinversión de los cobros de los cupones a la misma tasa. De otra forma el beneficio sería menor. Otra cuestión importante es que ese rendimiento obtenido solo será el mismo si se espera al vencimiento del bono. O sea si se vende el bono antes de su vencimiento, el cálculo varía.

Como siempre decimos, es bueno tener un consultor financiero, pero también es una práctica saludable, la de analizar uno mismo y así sacar nuestras propias conclusiones.

Tags: , , , ,



3 comentarios

Comments RSS

  1. Jairo Andres dice:

    Muy buena explicacion

    Llevaba leyendo varios articulos pero este es el mas claro y preciso.

  2. Jimena Villavicencio dice:

    Muy buena explicación. Muy clara y fácil de recordar.

  3. Luis Miguel Delgadillo Soto dice:

    es muy didactico tu explicacion muchas gracias te pasastee

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top