Cómo perder el miedo a las inversiones

invertir

Cuando se hace referencia a las inversiones, quienes no se dedican a estas cuestiones pero han decidido informarse para comenzar a generar nuevos ingresos, asocian ese concepto a una idea mucho más complicada acerca de cómo utilizar ese dinero que sólo lo conservamos sin ningún tipo de valor agregado. Por esa razón, decidirse a invertir es el primer paso para no temerle a una palabra asociada a conceptos como finanzas, especulaciones, dinero, entre otros.

Existen varias alternativas para utilizar nuestro dinero sin temro a equivocarnos en situaciones de riesgo. Por eso mismo es muy importante recordar que no es necesario ser un experto en finanzas para lograr buenos resultados.

En primer lugar es importante recordar que nuestro dinero, guardado en una caja fuerte en nuestra casa, no obtiene ningún tipo de beneficio, pues peor aún, pierde cada vez más valor al no ser utilizado. Por eso mismo, invertirlo en las siguientes opciones será lo más aconsejable.

Vale aclarar que la crisis financiera internacional han modificado el panorama en las economías y en los instrumentos financieros mundiales y nacionales, pero no por ello las siguientes alternativas de inversión dejan de ser válidas.

El plazo fijo constituye una alternativa de inversión relativamente sencilla, y es hoy la inversión más utilizada en el mundo. Se trata simplemente de congelar una suma de dinero –que puede ser un monto menor o mayor- y luego de varios meses o un año, obtener una ganancia a través de un interés fijo. Cuánto más tiempo congelemos el dinero, mayor será la renta.

Otra opción son los Fondos Comunes de Inversión. Pero, ¿qué es un Fondo? Básicamente son herramientas financieras en donde un grupo de personas aportan dinero para que sea invertido y administrado por profesionales. La diferencia con el plazo fijo es que al haber más individuos en el mismo fondo, el monto es mayor y la ganancia, también, pues el Plazo Fijo es una inversión personal y aquí, grupal.

Con sólo informarnos en el banco más cercano lograremos obtener el asesoramiento básico para aprender a invertir. El riesgo a perder el capital es prácticamente mínimo, pero a cambio deberemos congelar el dinero sin utilizarlo durante el mayor tiempo posible.

Lo más atractivo de estas inversiones es que no debemos estar permanentemente informados y al tanto de las inversiones, pues son manejadas por profesionales. Muy distinto es la inversión en acciones, algo más compleja, difícil y que requiere de cierto conocimiento sobre el tema aunque, eso, es otra historia.

Tags: , ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top