Las subvenciones para fomentar el alquiler

alquiler de viviendas

Incluso antes de que llegara la crisis la subida del precio de la vivienda se veía con gran preocupación por el problema social que supone costearla. Pero fijar precios en este mercado libre no es posible y la opción que se plantea es el alquiler. En España por tradición no somos muy partidarios de vivir de alquiler, pero no sólo es una preferencia sino que los precios de los alquileres también son muy elevados y no compensan si lo comparamos con la compra mediante una hipoteca. Este hecho ha suscitado diversas iniciativas de ayudas públicas tanto a nivel estatal como en las diferentes comunidades autónomas y municipios.

El Estado español ha implantado el Plan de Vivienda 2009-2012, a través del Ministerio de Vivienda que contempla ayudas para colectivos con dificultades de pago. Los solicitantes deben presentar documentación que avale que son los titulares del contrato de alquiler, que utilizan la vivienda como residencia habitual y unos ingresos familiares no superiores a 2,5 veces el IPREM. Tienen preferencia los colectivos de protección preferente especificados en el Real Decreto 2066/2008 que son colectivos como:


– Unidades familiares con ingresos que no excedan de 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (en adelante, IPREM), a efectos del acceso en alquiler a la vivienda, y de 2,5 veces el mismo indicador, a efectos del acceso en propiedad a la vivienda.
– Personas que acceden por primera vez a la vivienda.
– Jóvenes, menores de 35 años.
– Personas mayores de 65 años.
– Mujeres víctimas de la violencia de género.
– Víctimas del terrorismo.
– Afectados por situaciones catastróficas.
– Familias numerosas.
– Familias monoparentales con hijos.
– Personas dependientes o con discapacidad oficialmente reconocida, y las familias que las tengan a su cargo.
– Personas separadas o divorciadas, al corriente del pago de pensiones alimenticias y compensatorias, en su caso.
– Personas sin hogar o procedentes de operaciones de erradicación del chabolismo.
– Otros colectivos en situación o riesgo de exclusión social determinados por las Comunidades autónomas y ciudades de Ceuta y Melilla.

Otra ayuda muy importante del Ministerio de Vivienda es la Renta Básica de Emancipación destinada a jóvenes de entre 22 y 30 años con ingresos anuales brutos inferiores a 22.000 euros. La subvención consiste en el pago de 210 euros mensuales para el pago del alquiler durante como máximo 400 años. También ayuda con un préstamo de 600 euros para presentar como fianza de inicio de contrato que se debe devolver cuando se deje de recibir la renta de emancipación y 120 euros para gastos de tramitación.

Por municipios y comunidades autónomas Barcelona tiene una partida de ocho millones de euros para este año destinados a ayudar a desempleados y autónomos que solicitan ayuda en las oficinas de Habitatge y Serveis Socials. La Generalitat también tiene importantes dotaciones para este fin. En la Rioja el gobierno autonómico ha puesto en marcha una ayuda que cubre el 50% de la renta durante dos años para las familias en proceso de desahucio. También subvenciona a quienes alquilen sus casas vacías por debajo de 450 euros mensuales. En Euskadi el Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales ofrece una vivienda pública a los parados que no puedan pagar sus hipotecas (y el banco les haya embargado) o el alquiler. Y sobre el alquiler de vivienda libre, garantiza el cobro al propietario siempre que rebaje el alquiler un 30% y que no sea superior a 1.050 euros al mes. El inquilino pagará como máximo 450 euros. Finalmente, en Las Palmas de Gran Canaria, las ayudas del alquiler estan presupuestadas en 4.000 euros para personas que no superen los 10.000 euros al año de ingresos, aunque esta partida será insuficiente para cubrir las necesidades de este año.

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top