Conceptos relacionados con la hipoteca

Hoy continuamos con otra serie de términos o conceptos económicos que son precisos conocer para afrontar con seguridad la negociación de una hipoteca. Ayer tuvimos la oportunidad en una primera introducción sobre estos términos hipotecarios, de hablar de nombres como capacidad de endeudamiento, principal, plazo de amortización, comisión de apertura o comisión de cancelación anticipada, además de lo que es un periodo de carencia.

Hoy os traemos nuevos términos económicos relacionados más directamente con el tipo de interés que nos aplicarán.

– TAE

Es la Tasa Anual de Equivalencia, que es el tipo efectivo realmente aplicado a la operación financiera una vez incluidos los gastos y las ocmisiones aplicados. Tiene, por tanto en cuenta la periodicidad de los pagos, el tipo de interés nominal, el plazo y las comisiones iniciales.

Aquí podéis leer más información sobre el TAE.

– Tipo de Interés

Aunque se le nombre así, realmente se trata del Tipo de Interés Nominal Anual, equivalente a la cantidad adicional que cobra el banco sobre el principal por prestarnos el dinero.

– Margen o diferencial

Imagináos, por ejemplo, la oferta que ha sacado Oficina Directa, la Hipoteca Vivienda Habitual, que aplica como tipo de interés, el Euribor+0,39. Ese porcentaje que aplica de más por encima del Euribor (en este caso, el 0,39) es el margen o diferencial. Tened en cuenta que las cajas de ahorro no utilizan como tipos de referencia el Euribor sino otros índices que suelen ser mayores, y en estos caso, el diferencial es menor, por lo que no podéis compararlo. Sólo es comparable cuando el tipo de referencia es el mismo.

– Interés fijo o variable

Cuando negociemos una hipoteca nos encontraremos ante dos posibilidades: contratar una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable. Cuando la cantidad o porcentaje a aplicar al préstamo se mantiene inalterable durante toda su vida, estaremos hablando de hipoteca a interés fijo, mientras que en el caso de hipotecas a interés variable, este tipo fluctúa en función del mercado y de la economía.

Por regla general, el interés fijo sólo se debe escoger cuando se trata de operaciones a corto plazo, aunque un análisis de la situación económica general siempre es recomendable a la hora de decidir según las previsiones que haya en el mercado de dinero.

– Periodicidad de revisión del interés

Debéis saber que por lo general el tipo de interés de las hipotecas se revisa anualmente, aunque todo depende de la negociación. Evidentemente, esta revisión sólo se produce en los casos de hipotecas de interés variable.

– Indices de referencia

Son los valores que se toman como referencia para calcular el tipo de interés que se va a aplicar a la hipoteca, añadiéndole además el diferencial anteriormente mencionado. En el ejemplo anterior, el índice de referencia era el Euribor, que es el más utilizado habitualmente. No obstante hay otros como el índice CECA muy utilizado por las cajas de ahorros, o el IPH.

Tags: ,



1 comentario

Comments RSS

  1. Gema dice:

    Muy útil su articulo, sobre todo para los que como yo, estamos informándonos de la primera hipoteca.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top