Plazos de las cuentas viviendas y novedades

Cuenta vivienda

Otra de las graves consecuencias que está teniendo la crisis financiera actual es la dificultad existente para acceder facilmente a créditos con los que comprar la vivienda. Muchos optaron, en los últimos años, por abrir una cuenta vivienda para aprovechar sus beneficios fiscales con vista a la compra en un plazo medio de su casa. Sin embargo, a otros muchos les llega el vencimiento de sus 4 años de plazo de mantenimiento de la cuenta vivienda, y se encuentran que no pueden comprar o no quieren comprar la vivienda. ¿Qué hacer entonces con lo invertido en esa cuenta?

¿Qué es la cuenta vivienda?

Básicamente, la cuenta vivienda es un producto financiero de ahorro con el que puedes obtener una buena fiscalidad por un dinero que en un plazo máximo de 4 años vas a invertir en una vivienda. Del dinero que anualmente ingreses en la cuenta vivienda podrás desgravarte un 15% en tu siguiente declaración de Hacienda, con un límite máximo anual de 1.352 € (el 15% de 9015 €, tope máximo). Pero, entre otros requisitos, actualmente existe la obligación de que pasados esos 4 años desde la contratación de la cuenta vivienda debes destinar esos ahorros a la compra o rehabilitación de la vivienda habitual. Se considerará entonces que las cantidades que no se hayan dispuesto ne ese plazo para esos conceptos no tienen derecho a desgravación fiscal, y por tanto, hay que devolver todo lo desgravado hasta esa fecha por ese importe no dispuesto.


¿Qué hacer entonces cuando vence el plazo?

Ahora mismo, con la legislación actual, solamente se puede devolver todo lo desgravado por la cantidad que no se haya invertido en comprar o rehabilitar la vivienda habitual. Pero además, habremos de devolver los intereses de demora correspondientes a esas cantidades desgravadas de más.

¿Aplazar hasta 6 años la devolución de las cuentas viviendas?

Solbes hizo ver que el Gobierno está estudiando la posibilidad de aplazar hasta los 6 años la posibilidad de devolver o invertir lo ahorrado en una cuenta vivienda, al menos hasta que pase esta situación complicada, y lo hace basándose en que no está en manos del consumidor el que pueda o no comprar la vivienda, dadas las restricciones crediticias que hay actualmente, y por tanto, no se le puede considerar culpable de que no compre la vivienda.

Sin embargo, por otro lado, eso deja también la vía abierta a que aquéllos que prefieran no comprar la vivienda porque crea que los precios seguirán bajando, o porque estudien otras posibilidades de inversión, puedan tener dos años de moratoria más.

¿Es entonces un parche momentaneo para solventar el problema al que se enfrentan más de 50.000 cuentas viviendas que este año vencen? En principio, eso es lo que parece, puesto que además esta medida va a perjudicar claramente a la venta de viviendas, con lo que significará otro pequeño golpe para el mercado inmobiliario. Además, por estos dos años de más, el ahorrador no podrá desgravarse fiscalmente por lo que la cuenta vivienda pierde su razón de ser y dejará de ser rentable.

¿Cuáles son las medidas que estudia el Gobierno?

Su intención es subir hasta los 6 años los plazos de las cuentas viviendas actuales, de modo que tengan dos años de moratoria más los ahorradores para poder comprar la vivienda. Sin embargo, y si bien se beneficia de que no habrá penalización ni tendrá que devolver lo desgravado en los 4 años anteriores, durante estos dos años, el ahorrador no se beneficiará de las ventajas de una cuenta vivienda.

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top