El TAE, significado y calculo

¡ Cuántas veces nos hemos acercado a un Banco para interesarnos por el rendimiento que nos dejaría nuestro dinero en un tiempo determinado y nos han contestado que el tipo era del Y% TAE o que tenía un tipo de intéres de y% ! Pues mucho cuidado porque no es lo mismo el TAE que el tipo de interés nominal.

Siempre, lo ideal para conocer el rendimiento que podemos obtener en caso de depósito, o el tipo que vamos a pagar en caso de préstamos, es atenernos al TAE el cual incluye, además del tipo de interés las comisiones y el plazo de la operación. Resulta mucho más real y exacto que el tipo de interés nominal, que no incluye esas variables, y precisamente por eso, desde el año 1990, el Banco de España obliga a todas las Entidades Financieras a incluir este índice TAE en todas sus ofertas y operaciones de acuerdo con la Ley que regula la “Transparencia en las operaciones y la protección al cliente”.

¿Qué es el TAE?

El TAE es la Tasa Anual de Equivalencia, también conocida como Tasa Anual Efectiva, y es lo que resulta de aplicar a una operación una fórmula que incluye, como hemos dicho, el tipo de interés nominal, las comisiones y el plazo de la operación, y se aplica tanto en productos financieros destinados a ahorrar, como en préstamos y créditos. El propio Banco de España nos ofrece la posibilidad de calcular el TAE de un préstamo en su propia página web: cálculo del TAE.

El TAE en los productos de ahorro

Recoge el rendimiento que realmente vamos a recibir por nuestro dinero e incluye todas las liquidaciones de pago que nos vayan haciendo adelantadamente.

El TAE en los préstamos

Además de tener en cuenta el plazo, el TAE incluye tanto las comisiones de apertura como la de cancelación anticipada. Sin embargo, a la hora de comparar los TAE de diferentes operaciones de préstamos hay que tener en cuenta que sólo se pueden comparar en el caso de préstamos con un mismo plazo. Tampoco se deben comparar préstamos a interés variable con préstamos a interés fijo, ni por supuesto comparar el TAE de préstamos personales con los de préstamos hipotecarios, al ser distintas las comisiones de uno y otro.

Cálculo del TAE

La fórmula es la siguiente:

 

r= tipo de interés nominal del periodo que se trate

f= frecuencia de cobro o pago

Pongamos un ejemplo para que veamos la diferencia entre TAE e interés nominal:

Si invertimos 100 € en un depósito mensual y nos dicen que nos dan un TAE anual del 7% resultará que realmente al mes, nos estarán dando:

Es decir, el tipo de interés nominal anual es del 6,785% lo que quiere decir, que al mes, nos darán

0,06785/12 = 0,005654; es decir, mensualmente nos estarán abonado realmente un 0,5654 %

Conclusiones

Siempre que entréis a una entidad financiera a solicitar información sobre rentabilidad de los depósitos o de los préstamos en caso de que queráis pedir dinero, tomad siemrpe como referencia para comparar ofertas de uno y otro banco con el TAE.

Tags:



1 comentario

Comments RSS

  1. josvi dice:

    Gracias,muchas gracias por informarnos a la gente de apie y sencilla de todas estas cosas que son tan complejas para nosotros a sido de gran ayuda el poder ler toda esta informacion os animo a seguir dando informacion de este tipo. Un saludo att josvi

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top